Reflexiones Acerca del Cuarto Pauree del Llap Lli Sāhib de Gurū Nānak

 

Reflexiones por Ram Singh Khalsa

“El cuarto Pauree bendice a aquellos atrapados en los sentimientos de la pobreza y la falta de medios. Explota a través de la trampa de estos sentimientos como un rayo.” – de las Enseñanzas del Siri Singh Sahib Yogi Bhajan (1)

***

Después de la introducción y el desarrollo de la noción del hukam, Guru Nanak nos invita a una nueva relación con lo divino, un nuevo tipo de intercambio con Dios.

Una de las principales manifestaciones de nuestro ego es pensar que somos hacedores. La misma palabra que Guru Nanak utiliza para “ego”, lo dice claramente: en su etimología sánscrita, ahankar significa “yo –hacedor” o “Yo soy el hacedor”.

Pero tan activos como seamos, no somos los hacedores. Tan creativos como podamos ser, no somos los creadores: seguimos siendo criaturas, seres creados. Nosotros, al igual que todo en nuestras vidas, son manifestaciones de una voluntad divina suprema, de un hukam. Esa realidad se nos recuerda regularmente por las enseñanzas del Sikh Dharma, debido a la tendencia del ego -mente para olvidar o ignorarlo.

Así que en el cuarto Pauree, Guru Nanak añade una capa a la realización de nuestra verdadera relación con la Divinidad: la Conciencia Universal es la que da, y nosotros somos los que tomamos (ya que hay muy poco que podamos dar).

ākhah(i) mangah(i) dayh(i) dayh(i) dāt karay dātār.

Te pedimos en voz alta, “¡Da! Danos a nosotros!” Y el Dador sigue dando.

Disfrutamos, consumimos y transformamos lo que nos ha sido dado por la gran fuente de todos los dones. Yo podría plantar una semilla y regarla, pero es la madre naturaleza quien creó esa semilla, y creó el suelo y sus nutrientes y microorganismos, e hizo el agua que la nutre también. Es el sol que envía su calor y energía para llamar a esa semilla para su germinación y crecimiento. ¿Acaso creé algo aquí? No, pero voy a comer los frutos de esa planta. Yo podría cortar el árbol, transformar la madera en tablones y hacer una mesa de ella. Pero, de nuevo, yo no crecí ese árbol, ni el metal que forma las sierras y herramientas. Todo lo que se nos da, así como el aire que respiramos, la luz que vemos, la tierra que sobre la que caminamos, y todos los seres con los que interactuamos. Todo el Universo, incluyendo a nosotros mismos, es Ek Ong Kar: “el Uno que continuamente se despliega en su manifestación”. El mundo es un acto permanente del Dador de dar amablemente (y más adelante en el Llap Lli Sahib, el Vigésimo Quinto Pauree menciona la forma en que incluso negamos recibir cualquier cosa).

Todo lo que le has enseñado a tus hijos es “Obtén calificaciones altas y conviértete en un gran tomador” Nunca les has enseñado a ser los dadores. Los que no donan no saben nada acerca de Dios. (2)

Cada uno de nosotros recibe justo lo que necesitamos en esta vida: todos obtenemos lo suficiente, e incluso, tal vez, más que suficiente: como dijo Siri Singh Sahib, Yogi Bhajan, “¡No hay falta de suministro!” El problema es que hemos aprendido a tomar una gran cantidad de nuestros instintos, a tomar por nuestras necesidades animales, a tomar por nuestro ego, pero no hemos aprendido a dar. Ahora Guru Nanak nos desafía a hacer un cambio: en lugar de tomar y tomar de nuevo, “acumulando bienes urbanos” (como se menciona en el primer Pauree), ¿habría algo que pudiéramos dar? Si recibimos como pedimos, y todavía no estamos contentos, ¿qué hay de intentar algo nuevo, teniendo en cuenta que tal vez la verdadera felicidad no viene de tomar, sino de dar?

Hemos venido a esta Tierra a dar, no a tomar.

No te enorgullezcas de tomar.

Da y se te darán virtudes.

Y eso te dará a Dios. (3)

~Siri Singh Sahib, Yogi Bhajan

Seamos honestos: Dios, con todo por Su ser masculino/femenino, no necesita nada . Al igual que una madre no necesita un collar de pasta, o un padre, una camiseta de “mejor papá del mundo”. Pero esos son los más conmovedores regalos porque expresan el amor y gratitud de un niños que ya tiene la para sentirlos; esa cosa muy pequeña que el niño puede dar a cambio con respecto a todo lo que él o ella recibe. Manifiestan que el niño ha pasado de ser exclusivamente un tomador instintivo a convertirse en un donante consciente. Es verdaderamente el signo del comienzo de una madurez espiritual.

Y Guru Nanak dice, lo mejor que puedes dar al Amado (que es el significado de pi-ār) es levantarse temprano, y meditar en tu identidad espiritual:

amrit vaylā sach nā-u vaḏi-ā-ī vīchār.

En el Amrit Vaylā (las horas de ambrosía antes del amanecer),

medita el Verdadero Nombre y su Grandeza.

 

De alguna manera, Dios no está pidiendo nada más de nosotros, sino que demos tiempo y atención a nuestra conciencia espiritual. Ese es el único propósito de una encarnación humana.

karamī āvai kapaṟā nadarī mokh du-ār.

Por la gracia del karma, se obtiene el manto de este cuerpo físico.

Bajo su Mirada Agraciada, la Puerta de la Liberación se encuentra.

 

Recibiendo lo que necesitamos crecer en la conciencia en esta vida, eso también se llama karma. En palabras de Guru Nanak, el karma no es sólo el resultado de las acciones pasadas de acuerdo con la ley de causa y efecto. Karma también significa “la gracia, la bondad” . Aquí Guru Nanak insiste en lo precioso que es esta encarnación humana. La mente y el cuerpo son dados por Dios, y se describen aquí como un traje, una oportunidad de jugar un papel en el escenario del teatro de tiempo y espacio. Llegar a este mundo con el don de la vida humana es una oportunidad para dar tiempo y atención a nuestro verdadero ser, crecer en conciencia y encontrar la liberación. Así que el desafío es: jugar el juego de tal manera que te liberes del juego. Esa es la definición misma del Dharma, el camino recto de la vida.

Bibliografía

  1. Bhajan, El Maestro Acuariano, 80.
  2. Las Enseñanzas de Yogi Bhajan, 27 de Junio de 1993
  3. Las Enseñanzas de Yogi Bhajan, 5 de Junio de 2004

 

Este artículo apareció originalmente como parte de los 40 Días de Sadhana de Llap Lli Sahib, organizado por Spirit Voyage. (También disponible en Alemán, Chino, Portugués e Inglés).

Ram Singh se encontró con Kundalini Yoga de niño en Togo (Oeste de África) a principios de los ochentas. Desde entonces no ha parado de explorar la riqueza invaluable de las enseñanzas de Yogi Bhajan. Desde muchos años ha sido bendecido con la guía espiritual de su maestro, Shiv Charan Singh, a través de ese profundo viaje.

Después de años de enseñanza en contextos donde el yoga todavía no es muy presente –un centro para drogadictos, un grupo de estudiantes de edad avanzada, una institución para adolescentes autistas, una escuela de enfermería, etc- él y su esposa Gururavi Kaur fundaron en 2011 el Dharamsala Yoga Center en Toulouse, Francia, dedicado a las enseñanzas de Kundalini Yoga.

Como un Entrenador Líder de Kundalini Yoga, Ram Singh participa en varios programas de formación de profesores aprobados por KRI en todo el mundo: School of Karam Kriya, École de Paris, International College of Kundalini Yoga, Yoga Teachers 4 Africa…Ram Singh también está involucrado en la enseñanza de Karam Kriya, la ciencia sagrada de la numerología aplicada.

Cantante y músico, autor de tres álbumes de mantras de Kundalini Yoga y canciones sagradas de la tradición Sikh. Y como amante de las escrituras sagradas de los Sikhs, Ram Singh enseña cursos del Llap Lli Sahib. Después de haber traducido el Llap Lli y todo el Nitnem –una colección de recitaciones diarias Sikh- a francés, se ha comprometido a terminar la traducción de todo el Siri Guru Granth Sahib.

 

Traducido por: 

Rupinder Kaur Khalsa 

Regístrate para recibir contenido de SDI traducido al español  

 

Read in English


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post navigation