Confía en Dios

bridge-trust in God

Extractos de la conferencia “En Dios confiamos” 6 de Octubre, 1989 por Siri Singh Sahib, Yogi Bhajan

No confiamos en Dios. La confianza no es una facultad humana porque cuando confías en algo, estás satisfecho; estás ahí; tu entendimiento se vuelve profundo y es un estado de éxtasis donde no hay inestabilidad. La confianza es muy difícil.

Si un humano tiene total control de su mente, a través de la claridad y cristalización de la mente, uno puede ver su propia alma y puede convertirse en una parte de Dios. Esa es la única forma en que puedes ver todo de lo que se trata Dios. La mente es una virtud; es más rápida que el tiempo y el espacio. Se nos ha dado para realizar más allá del más allá; la esencia de la vida; la creatividad de la vida; la vida misma. La belleza, la generosidad, la dicha de la mente, se encuentra en el despertar del alma.

Alma. La gente dice que está dormida; yo creo que ni siquiera entienden lo que es el alma – Pavan Guru (el que lleva el Prana, la respiración de la vida) el sonido, la Palabra, el Guru; está en nosotros. Quién se levanta en la mañana y siente “Dios, confío en tí?”

Tú dices, “Gracias Dios”, “Bendíceme Dios” y “Te ruego, Señor Dios, ayúdame”, pero quién tiene las agallas de levantarse en la mañana y decir “Soy tuyo, Dios; eres mío y vamos a vivir el día juntos?” Tienes que levantarte en consciencia, hacer de Dios una parte de tí y ser una parte de Dios. La identidad debe fundirse en la Infinitud. Esa es la realidad. Es muy simple. En la vida, el cuerpo morirá pero debemos experimentar la inmortalidad, y somos muy emotionales.

Algunas personas me dicen “Soy muy pobre”. Es un reflejo. La probreza es el reflejo de falta de auto estima, auto menosprecio. No existe tal cosa como la pobreza; no existe tal cosa como la riqueza; no existe tal cosa como la belleza; no existe tal cosa como la fealdad. Estas son todas expresiones – expresiones que comunicamos todo el tiempo. Nos comunicamos para integrarnos a nosotros mismos con otro, pero tenemos que entender que el núcleo básico de integración es el alma; la parte de Dios dentro de nuestro propio ser. Este es el reflejo de Dios y tenemos que sentirnos unidos con eso. La totalidad de Dios que conocemos, la unidad de Dios que entendemos, la grandeza de dios que experimentamos – tenemos que volvernos parte de eso.

Eso es lo que significa Akal – inmortalidad. La muerte puede venir; miles pueden llorar por tí, pero eso es por un momento. Qué has dejado para estas psiques, estos seres humanos que aún están aquí? Dejaste algo de riqueza para tus hijos; dejaste algo para un familiar; hiciste algo de caridad por gente fueron reales para tí. Pero dejaste algo para toda la humanidad? Si te vuelves parte de esa Infinitud, eso es todo. Si crees que eres parte de esa Infinitud, te convertirás en esa infinitud y cada ser finito se sentirá cómodo en tu presencia y al sentirte.

Es muy esencial que debemos elevarnos a nosotros mismos dentro de nosotros y elevar todo lo que sentimos, tocamos, sabemos y entendemos. Este planeta Tierra es un experimento increíble, y es totalmente increíble entender que nunca hemos entendido la fuerza de “ser al unísono”. Hemos nacido en su Gracia, vivimos por su luz y nos redime hacia la diligencia de Dios mismo. Dios ve a través de nuestros ojos, Dios escucha a través de nuestros oídos, Dios habla a través de nuestra boca y dentro de setenta y dos horas, Dios nos renueva célula a célula. Eso es lo íntimo, lo útil, lo afectuoso y cariñoso que es Dios. Los cielos son muy brillantes –  debes tener esos ojos par aver cuán brillantes son los cielos y que la Tierra brilla en su reflejo.

Hay una experiencia aún más expansiva de éxtasis. Ese es el cuerpo radiante; que es dios. Caminas con el Dios infinito…vives en eso; estás protegido pore so; pero no lo crees; ni siquiera lo entiendes; no participas de eso.

El hombre es pobre porque tiene miedo. El hombre es un milagro en sí mismo. Su vida, su muerte, su respiración de la vida, y cada uno de sus momentos es, en sí mismo, un gran milagro. Es una fuente, una fragancia de vida; y tiene belleza; tiene generosidad; tiene dicha en ella.

Porque si crees en el Infinito y crees en la realidad de ese Infinito, y tú, como una pequeña parte finita, te vuelves parte de ese Infinito, encontrarás éxtasis. Encontrarás inmortalidad en eso. Y en esa dicha, puedes sentarte en el trono de la Infinitud.

Corremos por posiciones terrestres y ambientes terrestres. Has entendido alguna vez que si tan solo corres hacia Dios, quien a creado la Tierra, todo en la Tierra será tuyo? Puedes hacerlo por amor? No. Puedes hacerlo por creencia? No. Tienes que confiar en eso. Tienes que confiar que eres Dios, que Dios eres Tú; en Dios habitas y en Dios confías.

Estas son las enseñanzas que Guru Nanak nos trajo. Estas son las afirmaciones que tenemos que hacer para purificarnos a nosotros mismos. Este es el tiempo y este es el espacio en que debemos levantarnos de nuestras propias disputas, de nuestra propia depreciación, de nuestro propio “blah”, y darnos cuenta que somos hermosos, somos generosos, somos dichosos y le damos gracias.

©Copyright: Las Enseñanzas de Yogi Bhajan [Publicado en Aquarian Times, Nov/Dec 2006]

Compartido por Cortesía de 3HO

Traducido por:

Rupinder Kaur Khalsa

Regístrate para recibir contenido de SDI traducido al español

Read in English


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post navigation