Dhan Dhan Ram Das Guru

La Historia Del Origen Del Shabad, Dhan Dhan Ram Das Gur

El primer Guru de los Sikhs, Guru Nanak, era servido por un músico maravilloso, Mardana, quien acompañó los cantos de las composiciones sagradas del Guru por muchos años. Después que Mardana murió, dos jóvenes y talentosos músicos, Balwand y Satta, se convirtieron en músicos prominentes en el Darbar (corte) del Guru. Sirvieron a Guru Nanak y luego de él a Guru Angad, el segundo Guru, luego Guru Amar Das, el tercer Guru, luego Guru Ram Das, el cuarto Guru y finalmente, sirvieron a Guru Arjan, el quinto Guru.

Era la tradición que al venir visitantes a la corte del Guru, ellos hacían una ofrenda al Guru. Basados en cuan bien los músicos tocaron y cuan bien enriquecieron la experiencia meditativa para aquellos presentes, los visitantes también harían una ofrenda a los músicos. Y así era que los músicos eran recompensados por sus esfuerzos.

Sucedió que Satta tenía una nieta que quería casarse, pero la familia necesitaba una gran suma de dinero para pagar todos los arreglos de la boda. Entonces, Balwand y Satta pidieron a Guru Arjan el dinero para la boda.

Guru Arjan recién se había convertido en Guru. En el cambio entre Guru Ram Das y Guru Arjan hubo un período de algo de confusión e intriga involucrando al hermano mayor de Guru Arjan, Priti Chand, quien pensó que él debería haber sido coronado como Guru. Debido a esta confusionn, hubo un período donde pocos visitantes venían a visitar a Guru Arjan. Entonces, cuando Balwand y Satta pidieron a Guru Arjan el dinero para la boda, no había mucho dinero disponible. El Guru dio a los músicos lo que pudo, pero los músicos pensaron que no era suficiente. Se volvieron reactivos y enojados. Descendieron a la estapa espiritual llamada “Shakti Pad” – un tiempo de desafío tumultuoso para los compromisos propios más altos y confrontación del ego.

Los músicos comenzaron a pensar que ellos eran la razón por la que la gente venía a la corte del Guru – que ellos eran más importantes que el Guru. Decidieron no tocar más música en la corte del Guru. Al siguiente día, Guru Arjan envió un mensaje pidiendo a los músicos venir y tocar en la corte del Guru, pero ellos no vinieron. El Guru envió algunos de sus Sikhs más reverenciados para pedirle a los músicos que regresaran a la corte del Guru, pero no fueron. Finalmente, Guru Arjan por si mismo fue a hablar con los músicos pero, incluso entonces, ellos no cambiaron de opinión. Los músicos comenzaron a criticar y desestimar a los Gurus a los que habían servido. Guru Arjan dijo que no tenía problema en escuchar críticas hacia si mismo, pero que no toleraría crítica a su Guru, Guru Ram Das y, por extensión, Guru Nanak.

Finalmente, Guru Arjan anunció que los músicos ya no eran bienvenidos en la corte del Guru y quien sugiriera lo contrario, tendría su cara ennegrecida con carbón y se pasearía por la ciudad mirando hacia atrás en un burro.

Este cambio en la corte del Guru fue enorme. Por mucho tiempo, Balwand y Satta y algunos otros músicos profesionales (Rababis) habían tocado música en la corte del Guru. Pocos de los Sikhs del Guru habían hecho esfuerzo de aprender a dominar la música. Con ninguno de los dos, Balwand y Satta, en la corte, habían pocos de la misma maestría para tocar música. Guru Arjan decretó que sus Sikhs debían aprender la teoría y práctica del arte de la música. Enseñó a sus Sikhs Kauri Kriya, que incluye cantar una escala de 19 notas como práctica meditativa. A través de la práctica diligente de esta Kriya, varios músicos fueron nutridos para tomar el lugar de tocar música en la corte del Guru. Guru arjan instruyó a sus Sikhs que ya no deberían depender de músicos profesionales; que músicos voluntarios (Ragis) deberían liderar el canto. El mismo, se volvió proficiente en música e incluso ideó su propio instrumento de arco, el Sarinda, el cual tocaba cuando lideraba el canto.

Era en este tiempo que Guru Arjan claramente definió las cualidades que cada Ragi debería manifestar: 1)claridad mental y devoción a Dios desde el corazón, 2)desapego de Maya, no correr detrás del dinero, 3)las cinco virtudes de Verdad, Contentamiento, Fe, Compasión y Paciencia, 4)libre de orgullo o hipocresía, 5)la presencia neutral de Dios con alegría y paz, 6)dedicado a servir al Sangat (congregación santa).

Las cosas se estabilizaron en la corte del Guru y más y más visitantes vinieron a recibir el Darshan del Guru – la bendición de estar en la presencia de alguien Divino. La nieta de Satta (la que iba a casarse) comenzó a decir a su abuelo que él y Balwand habían cometido un error. Les dijo que no deberían haber dejado la corte del Guru – que no deberían haber dado su espalda al Guru. Lentamente, Balwand y Satta también comenzaron a tener un cambio en su corazón. Se dieron cuenta que todo esto había sido una prueba a su compromiso con el camino espiritual. Y a través de esa realización comenzaron a tener un despertar espiritual.

Balwand y Satta usaron el deseo renovado de estar en la presencia del Guru como inspiración para componer una hermosa pieza de canciones espirituales, Balwand di Var, acerca de cuanto honraban y amaban a los cinco Gurus que habían servido. El shabad “Dhan Dhan Ram Das Gur” es parte de esta composición. Pero aún tenían el problema de que Guru Arjan les había prohibido venir a su corte. Así que consiguieron la ayuda de un Sikh muy sabio de Lahore, quien era compasivo y tenía simpatía hacia su situación.

Este Sikh sabio ennegreció su propia cara y cabalgó un burro mirando hacia atrás por todo el pueblo, en camino a ver al Guru. Cuando Guru Arjan atestiguando la humildad extrema de este Sikh sabio, concedió que Balwand y Satta podrían regresar a su presencia.

Al regreso ante la presencia del Guru, Balwand y Satta tocaron su nueva composición en alabanza a los cinco Gurus que habían servido. Guru Arjan estaba tan encantado por la transformación espiritual que los dos habían obtenido y estaba tan encantado por la composición que presentaron que con todo su corazón les dio la bienvenida de regreso a su corte. La composición era tan elevadora espiritualmente que Guru Arjan declaró que sería incluída en el Adi Granth – la gran compilación que él estaba creando para encarnar lo mejor de la expresión espiritual de todas las tradiciones de ese tiempo.

Esto marcó la primera vez en que una composición no compuesta por alguien universalmente reconocido como santo o sabio era incluída. Aunque Balwand y Satta habían venido de orígenes humildes y no habían sido reconocidos como seres divinos, su transformación personal fue tan profunda que las composiciones que ofrecieron fueron inmediatamente reconocidas como válidas de incluir en lo que más tarde se convertiría en el Siri Guru Granth Sahib – el Guru viviente de todos los Sikhs.

Este shabad ha sido cantado al menos una vez al día en el Harimandir Sahib en Amritsar por más de 400 años. A menudo uno puede escuchar las palabras de este shabad en los labios de la gente alrededor del Harimandir Sahib, ya que se ha convertido en un tipo de mantra frecuentemente hablado de la gente que vive en Amritsar y visita el Harimandir Sahib cada día. Hay numerosas historias acerca de cómo el recitar este shabad ha traído una intervención milagrosa a situationes personales aparentemente sin esperanza.

Gracias a la enseñanza del Siri Singh Sahib, Yogi Bhajan, miles de personas alrededor del mundo ahora tienen la bendición de poder invocar el milagro de Guru Ram Das a través del poder poder del Naad en las palabras de este shabad y a través de una intención de oración sublime.

 

Traducido por:

Rupinder Kaur Khalsa

Regístrate para recibir contenido de SDI traducido al español

Read in English


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post navigation