Compañerismo Para Toda La Humanidad

Artist: Sewa Singh Khalsa

 

Guru Nanak, el primer Guru Sikh, tuvo una experiencia de iluminación divina. Estaba sumergido bajo las aguas del río Kali Bien por tres días. Cuando lo encontraron, su primera declaración fue, “no hay Hindú, no hay Musulmán”. Al principio esta declaración puede parecer confusa, pero expresa una idea que se volvió el fundamento de todos los valores que posteriormente serían conocidos como Sikh Dharma. Implícito en esta declaración es el concepto de “Un Dios” – la idea de que no necesitamos nombres tales como Hindú o Musulmán que separan un grupo del otro, porque todos venimos del mismo origen divino. Esa sóla idea genera otras: la Unidad de todas las cosas en el universo conectada por una sóla esencia; el compañerismo de la gente alabando a la misma fuerza divina creativa; Igualdad de toda la gente, independientemente del género, color, casta, lugar de origen y creencias; la Tolerancia de toda la gente, de todos los caminos espirituales.

La primera palabra de la composición sagrada de Guru Nanak, japji Sahib, es “Ik”, lo cual significa “Uno”. El Japji Sahib aparece al principio del Siri Guru Granth Sahib, la colección escrita de escritos y enseñanzas de los Gurus Sikhs y otros santos venerados. Al Siri Guru Granth Sahib se le considera ser el Guru viviente para todos los Sikhs. La importancia del concepto de “Unidad”dentro de los valores Sikh es claramente revelada cuando te das cuenta que la primera palabra del Siri Guru Granth Sahib es “Uno”.

Viajando a pie por 21 años, Guru Nanak repartió su sabiduría sobre una gran área a través del sub continente Indio y Medio Oriente. Alentó el flujo de ideas y cultura, interactuando con gente de todos las fes donde sea que él viajó. Su mensaje fue de aceptación y tolerancia. Guru Nanak nunca dejó pasar una oportunidad de aprender de alguien o de compartir sus revelaciones. Más que tratar de convencer a la gente de otras fes de adoptar sus creencias, Guru Nanak a menudo los alentó a simplemente seguir su camino espiritual con más devoción, dedicación y disciplina, yendo profundo en la esencia subyacente en esas creencias.

A través de la historia Sikh, los Gurus siempre enseñaron a respetar e incluso defender los derechos de otras fes contra la opresión y la tiranía. Cuando el templo más sagrado de los Sikhs fue construído, el Harimandir (Templo Dorado), fue creado con cuatro puertas. Cada puerta orientada hacia uno de los puntos cardinales, con la intención de dar la bienvenida a la gente de todas las fes desde cualquier “cuarto” de la Tierra. Más tarde, el noveno Guru, Guru Tegh Bahadur, fue requerido para ir en ayuda de los sacerdotes Hindús de Kashmir, quienes estaban siendo perseguidos por el emperador Mugal. Tomando una posición en contra de la intolerancia religiosa, fue puesto en prisión, torturado y luego martirizado. Aunque los Sikhs habían luchado muchas batallas, nunca lucharon en búsqueda de tierra o riqueza – cada batalla fue en auto defensa o en defensa de la libertad religiosa.

Tal vez la cita más conocida de Yogi Bhajan es “cuando no puedes ver a Dios en todo, no puedes ver a Dios en nada”. Nos recuerda de la “Unidad” de todas las cosas, la “Unidad” de toda la gente. Nos recuerda de la virtud de ser abierto de mente, aceptando y tolerando a todas las cosas como expresiones de la misma energía infinita – ver al “otro” como “tú”. Desde el tiempo de la primera enseñanza de Guru Nanak, al actual tiempo de lucha racial y religiosa, es claro que toda la humanidad necesita más aceptación y tolerancia – en nuestras interacciones con uno y el otro externamente; pero también internamente, con nuestra propia búsqueda de auto aceptación personal y auto tolerancia.

Hay una parábola de Oriente acerca de un sabio anciano al que un estudiante preguntó acerca de cómo había comenzado en el camino de alentar a la gente a estar en un contínuo estado de aceptación y tolerancia. El anciano sabio dijo que como un hombre joven había estado lleno de una pasión por llegar a todos los que pudiera encontrar para convencerlos de ser amables y tolerantes. Pero creció a su edad madura, pensó que podría tener más éxito si sólo se concentrara en repartir esta práctica entre sus amigos y familia. Y ahora que estaba en su edad anciana, sólo esperaba que él mismo, pudiera ser más tolerante y aceptar.

Cada uno de nosotros debe luchar para encontrar nuestro propio camino a través de los obstáculos internos que nos impiden vivir en aceptación y tolerancia. Guru Nanak reconoció esto y nos alentó a hacer este trabajo interno con sus palabras en el Pauri 38 del Japji Sahib, “Deja que el auto control sea el horno y la paciencia el orfebre. Deja que el entendimiento sea el yunque y la sabiduría espiritual las herramientas”. A través de nuestra práctica meditativa diaria, lentamente doblamos y damos forma a nuestra consciencia para ganar neutralidad – la habilidad de ser no reactivo con la gente y situaciones que enfrentamos en nuestras vidas. Ganamos la fuerza de carácter para poner a un lado nuestros pequeños miedos y prejuicios. Aprendemos a aceptar la verdad de cada momento, a medida que enfrentamos nuestra vida. Ganamos la visión de ver la “Unidad” de todas las cosas con aceptación y tolerancia. Aunque los valores de tolerancia y aceptación no son únicos de los Sikhs, todos podemos ser inspirados por estos valores Sikhs de elevar al mundo a través de nuestra excelencia personal y consciencia.

Pritpal Singh Khalsa – Director de Educación Dhármica de SDI

 

Traducido por:

Rupinder Kaur Khalsa

Regístrate para recibir contenido de SDI traducido al español

Read in English


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post navigation